• Camila Jaramillo Salazar

¿Me van a dejar morir si firmo un documento de voluntad anticipada?: 3 claves para no creer en mitos




Cuando comencé a compartir el Documento de Voluntad Anticipada (DVA) para Coronavirus (SARS-CoV-2/COVID-19) primero lo hice con mis mejores amigas abogadas. Quería saber qué pensaban y si ellas ─jóvenes y sanas─ estarían dispuestas a diligenciar y firmar un DVA. Una de las respuestas fue: “Me daría miedo firmarlo. (...) Además porque no quisiera que el papel fuera la manipulación de los médicos para no darme el tratamiento si lo llego a necesitar”. ¿Me van a dejar morir si firmo un Documento de Voluntad Anticipada? La respuesta rápida es no. Pero, aquí tres claves para entender cómo funcionan los DVA en Colombia:


Clave 1. Los Documentos de Voluntad Anticipada se deben cumplir solo cuando la persona pierde la capacidad de decidir.

Cuando la Corte Constitucional declaró el derecho a morir dignamente como un derecho fundamental, también definió unas reglas para poder ejercerlo. Entre esas reglas está el consentimiento de las personas sobre sus deseos en el final de la vida. Jurídicamente, el consentimiento es todo un tema y hay muchas discusiones sobre quién puede tomar decisiones y qué tipo de decisiones.


En el caso de la muerte digna, el DVA es la herramienta jurídica para dar el consentimiento mucho antes de padecer una enfermedad terminal previendo que en cualquier momento podemos perder la capacidad de expresar qué es lo que queremos. Cuando perdamos la capacidad de decidir por una enfermedad o no podamos comunicarnos por el estado en el que nos encontramos, el DVA es la ruta para que nuestros seres queridos puedan hacer valer las decisiones que tomamos.


Por eso, es en el momento en el que perdemos la capacidad de decidir que el DVA para Coronavirus (SARS-CoV-2/COVID-19) ─o cualquier otro DVA─ es de obligatorio cumplimiento. Antes de que eso pase, las decisiones sobre nuestro cuerpo las seguiremos comunicando conforme pasan los días de la enfermedad.


Clave 2. Se pueden tomar diversas decisiones por medio de un Documento de Voluntad Anticipada.

Normalmente, los DVA tratan tres temas principales referentes a la salud y el fin de la vida:

  • El acceso a los cuidados paliativos;

  • La eutanasia pasiva que hace referencia a desistir de tratamientos y procedimiento innecesarios, inocuos, ineficaces o que deterioren la calidad de vida sin producir la muerte;

  • La eutanasia activa que significa acceder a la ayuda médica efectiva para morir.


Conforme la persona reflexiona y conversa en la mesa del comedor sobre el fin de la vida, cada quien decide cuáles son sus deseos y voluntad. Por esto, la invitación es a que se informen y sepan que es normal no estar de acuerdo con todo desde el primer momento ni es obligatorio indicar en todas las casillas.


Existen formatos prediseñados como los disponibles en la estrategia #TomaElControl de DescLAB aunque cada quien puede diseñar su propio formato. Por ejemplo, en el nuevo formato del DVA para Coronavirus (SARS-CoV-2/COVID-19), aparte de estas tres decisiones, agregamos unas relacionadas con la infección por el Coronavirus como la hospitalización en UCI o la reanimación cardiopulmonar.


Clave 3. El Documento de Voluntad Anticipada se puede modificar o revocar.

Un DVA, como su nombre lo indica, pretende confirmar nuestra voluntad de manera anticipada. Esto a su vez significa que en el transcurso de la vida podemos cambiar de voluntad, pues un DVA no es una camisa de fuerza mientras haya capacidad. Hoy, por los temas de la pandemia, tenemos una perspectiva y podemos estar de acuerdo con ciertas decisiones, sin embargo, más adelante no tenemos certeza de pensar igual.


Por este motivo, revisar periódicamente el DVA que firmamos es un acto de responsabilidad con nuestro futuro. No se trata de diligenciar el documento en esta época de pandemia y no volver a reflexionar sobre qué queremos en el fin de la vida. Tomar el control sobre este aspecto de nuestras vidas es saber que tenemos la capacidad legal de cambiar de opinión.


Entra a #TomaElControl de DescLAB y consulta toda la información sobre el derecho a morir dignamente en Colombia para tomar decisiones anticipadas. Reflexionar y hablar en la mesa del comedor sobre el DVA para Coronavirus (SARS-CoV-2/COVID-19) es un primer paso para pensar en cómo imaginamos el fin de la vida.


PERMANEZCA INFORMADO

© DescLAB | 2020
Aviso de Privacidad - En cumplimiento de la Ley 1581 de 2012 y el Decreto reglamentario 1377 de 2013, le informamos que los datos personales que usted nos ha entregado serán almacenados, usados, circulados, actualizados y en general tratados con lo establecido en las Políticas de Tratamiento de la Información de DescLAB publicadas en la página web www.desclab.com/privacidad. Si desea ser removido de nuestras bases de datos haga click aquí.