Buscar
  • Lucas Correa

Cuántos originales del documento de voluntad anticipada debo firmar y a quiénes debo entregarlos

Actualizado: jul 8



Tomar decisiones anticipadas sobre el fin de la vida y la muerte digna a través de un Documento de Voluntad Anticipada (DVA) no puede ser un secreto o una decisión privada que no se comunica a las personas de nuestra familia o quienes conforman nuestra red de apoyo. Todo lo contrario, estas decisiones solo son eficaces cuando son ampliamente compartidas con las personas que son de nuestra confianza, con quienes vivimos, es un tema del que hay que hablar en la mesa del comedor. Si tiene dudas sobre cómo abordar el tema, haga click aquí para leer algunas pistas útiles.


Clave 1. Firmar varios originales.


Una vez haya revisado toda la información disponible en la estrategia #TomaElControl sobre muerte digna y voluntades anticipadas, descargue el DVA más actualizado de la página web y procesa a imprimir y firmar varios originales. El número de originales que se firmen y formalicen varía en función de las necesidades de cada persona, nosotros sugerimos que se impriman, firmen y formalicen entre 5 y 10 versiones originales para ser entregadas a personas de confianza y para ser guardadas por la persona que lo suscribe.


Clave 2. Formalizar todos los originales firmados.


No basta con firmar y guardar. Los DVA deben ser debidamente formalizados y esto requiere tener especial cuidado, pues de no cumplir con estos requisitos el documento y las decisiones que en él se incorporan no serán válidas y no podrán ser usadas en el futuro, es decir, se perderá todo el esfuerzo logrado.

Haga click acá saber más sobre las opciones de formalización disponibles.

Clave 3. Organizar una carpeta personal con este documento y otros documentos importantes.


La primera persona que debe guardar y conservar el DVA firmado es quien lo suscribe. Es una buena idea organizar una carpeta con documentos importantes en donde se guarde el DVA firmado y formalizado. Recuerde que dicha carpeta solo tiene sentido si otras personas saben dónde está y pueden tener acceso a ella en caso de urgencia o emergencia.


Clave 4. Entregar originales del DVA a las personas más cercanas de nuestra familia y conocidos.


No tiene sentido imprimir y firmar solo un documento y dejarlo guardado en un cajón. Es una buena idea lograr varios originales y entregarlos a las personas de mayor confianza, que comparten su vida con nosotros, con nuestros familiares más cercanos, con aquellas personas que en el futuro podrán dar a conocer y hacer valer nuestras decisiones consignadas en el documento de voluntad anticipada.


No se trata tampoco solo de entregar el documento a las personas escogidas sin mayor detalle. Todo lo contrario, es importante entablar una conversación fluida sobre nuestros deseos, decisiones y voluntades anticipadas consignadas en el documento. Aún cuando las personas pudieran sentirse tristes con esta conversación o inclusive estar en desacuerdo, la conversación siempre vale la pena.


Las personas que guardan las copias tienen la responsabilidad de conocer y hacer valer las decisiones que allí están incorporadas. Por ello, deben ser personas unidas a nosotros por el parentesco, es decir, familiares cercanos (padres, madres, parejas, hijos, hijas y nietos), personas que en caso de urgencia o emergencia puedan interlocutar con los médicos y con el Sistema de Salud.


Aún si ciertos miembros de la familia se oponen a las decisiones o nos dicen no estar de acuerdo ni dispuestos a ayudarnos, es una buena idea que tengan claras las decisiones y quiénes son los otros miembros de la familia encargados de hacer valer las decisiones. Las personas pueden estar en desacuerdo, pero lo que no pueden hacer es entorpecer el cumplimiento de las decisiones o vulnerar derechos en el fin de la vida.



Entra a #TomaElControl de DescLAB y consulta toda la información sobre el derecho a morir dignamente en Colombia para tomar decisiones anticipadas.

25 vistas0 comentarios