Buscar
  • Jaime Salgado López

¿Qué puedo hacer si fui declarado interdicto?: 6 claves para saber qué hacer



El artículo 53 de la Ley 1996 de 2019 impide que se inicien procesos de interdicción, por lo que aquellos que estaban pensando en usar esta figura sobre alguna persona con discapacidad ya no pueden hacerlo y deben, por el contrario, respetar su derecho a la capacidad jurídica. Sin embargo, la situación para las personas que ya habían sido declaradas bajo medida de interdicción es un poco más compleja. En esta nota le contamos las 6 claves para saber qué puede hacer.


Clave 1. Las interdicciones previamente declaradas siguen vigentes. Pese a que la Ley 1996 presume la capacidad jurídica de las personas con discapacidad (Art. 6, Ley 1996/19), no elimina automáticamente la interdicción que ya fue declarada por un juez. Es decir, las que ya estaban se mantienen, por lo que la presunción de capacidad jurídica tiene una excepción para aquellas personas que tiene medida de interdicción, pues ellos sólo tendrán capacidad jurídica hasta que se haya realizado el proceso de revisión de interdicción o inhabilitación del que habla el artículo 56 de la Ley.


Clave. 2. Se debe revisar la sentencia que declaró la interdicción. La revisión de la sentencia debe hacerla el mismo juez que declaró la interdicción, debe hacerla de oficio, es decir, por su voluntad propia. Así, el juez debe llamar a la persona declarada interdicta, inhabilitada y al curador o consejero asignado, y en conjunto deben analizar si la persona con discapacidad quiere y necesita apoyos para tomar decisiones declarados judicialmente. En todo caso se debe levantar la medida de interdicción y la persona decidirá si usa algún mecanismo de formalización de apoyos.

Consulte acá las 4 herramientas que brinda la Ley 1996 de 2019 para tomar decisiones con apoyos.


Durante la revisión, la persona puede decidir si quiere que le sean adjudicados apoyos o no. El juez debe tener en cuenta varias cosas: (i) la voluntad y preferencias de la persona bajo medida de interdicción; (ii) un informe de valoración de apoyos que debe ser adjuntado al proceso de revisión; y (iii) la relación de confianza entre la persona bajo medida de interdicción y las personas que serán sus apoyos para la celebración de actos jurídicos.

Clave 3. ¿En cuánto tiempo debe hacer? El proceso de revisión solo se podrá comenzar desde el 27 de agosto de 2021, pues la Ley dice que después de los 24 meses contados a partir de la promulgación de la Ley. Luego de esa fecha, los jueces deben, oficiosamente, llamar a las personas que declaró bajo interdicción y a sus curadores para revisar la situación de apoyos. Ahora bien, se debe tener presente la diferencia entre el momento desde que se puede hacer este proceso, es decir, desde el 27 de agosto de 2021, lo que implica que hoy en día los jueces no pueden hacer procesos de revisión; pero otra cosa es el tiempo que los jueces de familia tienen para poder hacer los procesos, que son 36 meses contados desde el 27 de agosto de 2021, lo que indica que el juez no puede demorarse mas de tres años en llamar a la persona que declaró bajo medida de interdicción.


Clave 4. El juez debe revisar la interdicción, pero la persona también puede solicitarla