Buscar
  • Lucas Correa

Eutanasia en Colombia: 24 cifras para tomar el control y saber más sobre muerte digna

Actualizado: jun 17



Reporte # 2

15 de marzo de 2021


* Las cifras indicadas en esta nota de blog fueron reportadas a DescLAB por el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia con corte al 15 de marzo de 2021.


Aunque muchos no quieran creerlo, Colombia es uno de los países más avanzados en lo que a la muerte digna y a la muerte médicamente asistida se refiere. #TomaElControl es la estrategia de DescLAB que brinda información y herramientas para conocer y tomar decisiones sobre el fin de la vida.


En esta nota les contamos 24 cifras nuevas sobre muerte digna en Colombia.


En Colombia hay tres opciones legalmente reconocidas para ejercer el derecho a morir dignamente: el acceso a cuidados paliativos, la adecuación del esfuerzo terapéutico y la eutanasia. Haga click acá para saber de qué se trata cada una.

Oficialmente en 123 casos se ha prestado una asistencia médica a través de la eutanasia para morir en Colombia. Desde 2015, año en el que se reglamentó el procedimiento para ejercer el derecho a la muerte digna a través de la eutanasia y, hasta el 15 de marzo de 2021, se realizaron 123 procedimientos de eutanasia en toda Colombia.


Estas son solo las cifras oficiales, es decir, de aquellos procedimientos desarrollados conforme a las normas y en el marco del Sistema de Salud colombiano. A pesar de que el procedimiento está cubierto en el plan de beneficios y es gratuito, muchas personas continúan desarrollando este procedimiento de manera clandestina e ilegal. No es posible estimar el número de eutanasias que se llevan a cabo en las casas, con la ayuda de las familias y profesionales que cobran por ello.


El 2019 fue el año con más eutanasias practicadas, en total se desarrollaron 44 procedimientos. Es un número alto si se compara con 2015, primer año de aplicación de la Resolución 1216 de 2015, en el que se desarrollaron 4 procedimientos. Es decir, la práctica de la eutanasia se ha multiplicado por 9 en 4 años, una cifra nada despreciable que muestra que, a medida que pasa el tiempo y se habla del tema, más personas están interesadas en que se les garanticen sus derechos en el fin de la vida (en 2016: se practicaron 7 procedimientos, en 2017: 16 procedimientos, en 2018: 24 procedimientos).


Sin embargo, no se trata de cantidad. Las decisiones sobre el fin de la vida deben ser tomadas con seriedad y cuidado y, por esto, las personas deben estar acompañadas y asesoradas.


La pandemia del Covid-19 significó una reducción de los procedimientos eutanásicos. En 2020 la cifra de procedimientos disminuyó a 26 casos, un poco más de la mitad de los realizados en 2019 (44 casos). Al 15 de marzo del 2021 se habían realizado solo 2 procedimientos de eutanasia en el año.


Mujeres y hombres acceden a la muerte digna a través de la eutanasia en casi iguales proporciones. No hay indicios que un sexo sea más abierto y dispuesto a querer acceder a la muerte digna. Desde 2015, 67 hombres y 56 mujeres se han practicado este procedimiento.


En #TomaElControl les contamos por qué es una buena idea suscribir un documento de voluntad anticipada. Haga click aquí para leerla.

Bogotá y Antioquia (Medellín) son los lugares en donde mayor cantidad de personas accedieron a la eutanasia. Desde 2015 se reportaron 49 casos en Bogotá y 48 en Antioquia (principalmente en Medellín), es decir, el 79 % de todas las eutanasias practicadas de manera legal en Colombia. Les siguen Valle del Cauca con 13 casos, Risaralda con 11 casos y, finalmente, Caldas y Bolívar, cada uno con un caso.


La falta de dispersión geográfica llama la atención. Es probable que sea más fácil acceder a este tipo de procedimientos en lugares más desarrollados, con una red de prestadores más madura y sofisticada y, por supuesto, lugares en donde el acceso a la justicia y los medios de comunicación es mayor. Esto no quiere decir que en Bogotá y en Medellín el acceso a la muerte digna sea perfecto, pero sí hay una mayor acceso a herramientas y recursos.


No se han practicado eutanasias legales en niños ni en adolescentes. Desde 2018, por orden de la Corte Constitucional y bajo la reglamentación del Ministerio de Salud y Protección Social este procedimiento puede ser practicado a menores de edad, sin embargo, no se ha registrado el primer caso.


Por cada 5 solicitudes de eutanasia se practican 2 procedimientos. Esto prueba que no es una figura de la que se abuse ni que se tome a la ligera, como algunos lo aseguran. El tiempo promedio que tarda el sistema de salud para llevar a cabo el procedimiento es 14 días, cifra que en 2019 había sido reportada en 17 días. Esto no significa necesariamente que se tarde demasiado pues, en los casos en que se autoriza, la fecha del procedimiento es fijada por la misma persona, algunas solicitudes se realizan en periodos de 3 a 5 días.


El 90,2 % de los procedimientos de eutanasia fueron practicados a personas que tenían un diagnóstico relativo al cáncer. El cáncer de pulmón, de colon y de mama son los tres tipos de enfermedad oncológica en que se practican eutanasias. El 9,8 % corresponde a enfermedades no oncológicas, sin embargo, el Ministerio de Salud y Protección Social no detalla estos diagnósticos debido a que, dado el número de procedimientos realizados, sería posible individualizar los casos. Sin embargo, el debate frente a otro tipo de enfermedades está a la orden día.


Desmitificar la muerte y el acceso a una muerte asistida es un asunto de derechos humanos y el objetivo de la estrategia #TomaElControl de DescLAB. Lleve este tema a la mesa del comedor, pregúntese usted qué quisiera, pregúntele a su pareja, a sus padres, a sus hijos. Lo único seguro en la vida es la muerte, así que vale la pena hablar de ella.


DescLAB lleva a cabo una estrategia de monitoreo y seguimiento permanente al derecho a morir dignamente, dentro de esta estrategia solicita y difunde periódicamente datos y cifras sobre el tema.

_______________________________________________________________________________________________


A continuación presentamos el histórico de reportes sobre el tema que hemos publicado y difundido:


Reporte # 1

8 de mayo de 2020


* Las cifras indicadas en esta nota de blog fueron reportadas a DescLAB por el Ministerio de Salud y Protección Social de Colombia con corte al 8 de mayo de 2020.


Aunque muchos no quieran creerlo, Colombia es uno de los países más avanzados en lo que a la muerte digna y a la muerte médicamente asistida se refiere. #TomaElControl es la estrategia de DescLAB que brinda información y herramientas para conocer y tomar decisiones sobre el fin de la vida. En esta nota les contamos 15 cifras sobre muerte digna en Colombia.


En más de 94 casos se ha prestado una ayuda médica para morir en Colombia. Desde 2015, año en el que se reglamentó el procedimiento para ejercer el derecho a la muerte digna a través de la eutanasia, se han llevado a cabo 94 procedimientos de eutanasia en toda Colombia.


Estas son solo las cifras oficiales, es decir, de aquellos procedimientos desarrollados conforme a las normas y en el marco del sistema de salud colombiano. A pesar de que el procedimiento está cubierto en el plan de beneficios y que es gratuito, muchas personas continúan desarrollando este procedimiento de manera clandestina e ilegal. No es posible estimar el número de eutanasias que se llevan a cabo en las casas, con la ayuda de las familias y profesionales inescrupulosos que cobran por ello.


El 2019 fue el año con más eutanasias practicadas, en total se desarrollaron 35 procedimientos. Es un número alto si se compara con el 2015, primer año de aplicación de la Resolución 1216 de 2015, en el que se desarrollaron 4 procedimientos, es decir, la práctica de la eutanasia se ha multiplicado por 9 en 4 años. Una cifra nada despreciable que muestra que, a medida que pasa el tiempo y se habla del tema, más y más colombianos están interesados en que se les garanticen sus derechos en el fin de la vida (en 2016: se practicaron 7 procedimientos, en 2017: 16 procedimientos, en y 2018: 23). Pero no se trata de cantidad. Las decisiones sobre el fin de la vida deben ser tomadas con seriedad y cuidado, las personas deben ser acompañadas y asesoradas.


Mujeres y hombres acceden a la muerte digna a través de la eutanasia en casi iguales proporciones. No hay indicios que un sexo sea más abierto y dispuesto a querer acceder a la muerte digna. Desde 2015, 48 hombres y 46 mujeres se han practicado este procedimiento.


Bogotá y Antioquia (Medellín) son los lugares en donde mayor cantidad de personas accedieron a la eutanasia. Desde 2015 se reportaron 41 casos en Bogotá y 33 en Antioquia (principalmente en Medellín), es decir, el 78.7 % de todas las eutanasias practicadas de manera legal en Colombia. Les siguen Risaralda y Valle del Cauca con 9 cada uno. Finalmente Caldas y Bolívar, cada uno con un caso.


La falta de dispersión geográfica llama la atención, es probable que sea más fácil acceder a este tipo de procedimientos en lugares más desarrollados, con una red de prestadores más madura y sofisticada y, por supuesto, lugares en donde el acceso a la justicia y los medios de comunicación es mayor. Esto no quiere decir que en Bogotá y en Medellín el acceso a la muerte digna sea perfecto, pero sí hay una mayor acceso a herramientas y recursos.


No se han practicado eutanasias legales en niños ni en adolescentes. Desde 2018, por orden de la Corte Constitucional y bajo la reglamentación del Ministerio de Salud y Protección Social este procedimiento puede ser practicado a menores de edad, sin embargo, no se ha registrado el primer caso.


Por cada 5 solicitudes que se hacen al sistema de salud sobre la eutanasia se practican 2 procedimientos. Esto prueba que no es una figura de la que se abuse ni que se tome a la ligera, como algunos pensaban. El tiempo promedio que tarda el sistema de salud para llevar a cabo el procedimiento es 17 días. Esto no significa necesariamente que se tarde demasiado pues, en los casos en que se autoriza, la fecha del procedimiento es fijada por la misma persona, algunas solicitudes se realizan en periodos de 3 a 5 días.


El 89% de los procedimientos de eutanasia fueron practicados a personas que tenían un diagnóstico relativo al cáncer. El Ministerio de Salud y Protección Social no reporta otros diagnósticos debido a que, dado el número de procedimientos realizados, sería posible individualizar los casos. Sin embargo, el debate frente a otro tipo de enfermedades está a la orden día.


DescLAB lleva a cabo una estrategia de monitoreo y seguimiento permanente al derecho a morir dignamente, dentro de esta estrategia solicita y difunde periódicamente datos y cifras sobre el tema.

7,141 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo