LogoBarco sin texto.png

MUERTE DIGNA:

A QUÉ TENGO DERECHO

 
LogoBarco sin texto.png

PREGUNTAS FRECUENTES

Todo lo que necesita saber sobre muerte digna y eutanasia en un solo lugar

Derecho a morir dignamente

¿Qué es el derecho a morir dignamente?


El derecho a morir dignamente es un derecho fundamental autónomo y una garantía del derecho a la vida, a la dignidad humana, al la autonomía, al libre desarrollo de la personalidad, y a no ser sometido a tratos crueles, inhumanos y degradantes en el fin de la vida. Este derecho le permite controlar y decidir sobre su calidad de vida antes de morir y, eventualmente, sobre la posibilidad de poner fin a la vida. Ver: Sentencias C-239/1997, T-970/2014, C-233/2014, T-423/2017 y T-544/2017




¿Qué opciones existen para ejercer el derecho a morir dignamente?


El derecho a morir dignamente incluye varias opciones que pueden ser elegidas por las personas que decidan ejercerlo: En primer lugar, el acceso a cuidados paliativos que reduzcan el dolor y el sufrimiento hasta que llegue la muerte por causas naturales. En segundo lugar, ejercer el derecho a la eutanasia pasiva, es decir desistir o evitar que se usen procedimientos o tratamientos médicos que tengan como resultado prolongar innecesariamente la vida de una persona cuya enfermedad no puede ser curada, pero sin causar la muerte directamente. En tercer lugar, ejercer el derecho a la eutanasia activa, es decir acceder a ayuda médica efectiva para poner fin a la vida de manera digna y sin dolor, en el momento y de la manera que se elija.




¿Qué son los cuidados paliativos?


Los cuidados paliativos son los cuidados apropiados para el paciente con una enfermedad terminal, crónica, degenerativa e irreversible donde el control del dolor y otros síntomas, requieren, además del apoyo médico, social y espiritual, de apoyo psicológico y familiar, durante la enfermedad y el duelo. El objetivo de los cuidados paliativos es lograr la mejor calidad de vida posible para el paciente y su familia. La medicina paliativa afirma la vida y considera el morir como un proceso normal. Ver: Ley 1733 de 2014, art. 4.




¿Qué es la eutanasia pasiva?


Es una opción de ejercer el derecho a morir dignamente que permite desistir de los tratamientos médicos que se consideren innecesarios, inocuos o que le causen sufrimientos a la persona, que no van a lograr curar la enfermedad o mejoría alguna y que su resultado será alargar innecesariamente la vida.




¿Qué es la eutanasia activa?


Es una opción de ejercer el derecho a morir dignamente que permite que un profesional de la medicina preste una ayuda efectiva para morir, en el momento y lugar acordado. El procedimiento para garantizar el derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa está regulado en la Resolución 1216 de 2015 del Ministerio de Salud y de Protección Social.




¿En qué tienen en común y en qué se diferencian la eutanasia pasiva y la activa?


Tanto la eutanasia pasiva como la activa son dos formas de ejercer el derecho a morir dignamente y de tomar el control sobre el fin de la vida. Se diferencian en que en la eutanasia pasiva la muerte llega de manera natural y la persona simplemente desiste de tratamientos que considera innecesarios. Mientras que en la eutanasia activa la persona accede a una ayuda efectiva de un profesional de la medicina que le ayuda a poner fin a su vida en un momento determinado.




¿Quiénes pueden ejercer el derecho a morir dignamente?


No cualquier persona que tenga cualquier enfermedad puede ejercer el derecho a morir dignamente. El derecho a morir dignamente puede ser ejercido por cualquier persona mayor de edad que cumpla con las siguientes dos condiciones: Primero, ser debidamente diagnosticado con una enfermedad terminal, grave, progresiva e irreversible con pronóstico fatal próximo o en un tiempo relativamente breve, que le genere intensos dolores y sufrimientos a quien la padece y le haga considerar su vida como indigna de ser vivida. Segundo, haber manifestado el consentimiento libre, informado e inequívoco sobre su deseo de ejercer su derecho a morir dignamente. Ese consentimiento puede ser manifestado con anterioridad a haber sido diagnosticado con una enfermedad terminal.




¿Qué es una enfermedad terminal?


Una enfermedad terminal, o en fase terminal, es una enfermedad o condición patológica grave, que haya sido diagnosticada en forma precisa por un médico experto, que demuestre un carácter progresivo e irreversible, con pronóstico fatal próximo o en plazo relativamente breve, que no sea susceptible de un tratamiento curativo y de eficacia comprobada, que permita modificar el pronóstico de muerte próxima; o cuando los recursos terapéuticos utilizados con fines curativos han dejado de ser eficaces. Ver: Ley 1733 de 2014, art. 2.




¿Qué es una enfermedad crónica, degenerativa e irreversible de alto impacto en la calidad de vida?


Una enfermedad crónica, degenerativa e irreversible de alto impacto en la calidad de vida aquella que aquella de larga duración, que ocasione grave pérdida de la calidad de vida, que demuestre un carácter progresivo e irreversible que impida esperar su resolución definitiva o curación y que haya sido diagnosticada en forma adecuada por un médico experto. Ver: Ley 1733 de 2014, art. 3.




¿Qué diferencia hay entre la eutanasia activa y el suicidio asistido en Colombia?


En Colombia el suicidio asistido es un delito castigado por la ley penal (Ver art. 107 del Código Penal colombiano), bajo ninguna circunstancia una persona debe inducir o ayudar a otro a cometer suicidio. La eutanasia activa, por el contrario, es legal y es un derecho fundamental en Colombia, sin embargo dicho procedimiento debe ser llevado a cabo exclusivamente por un profesional de la medicina, previo agotamiento del procedimiento regulado en las normas colombianas, de contrario, se corre el riesgo de cometer un delito.





Voluntad anticipada

¿Por qué es recomendable manifestar la voluntad de morir dignamente de manera anticipada?


La voluntad de acceder a la muerte digna puede ser manifestada en cualquier momento. Sin embargo es recomendable manifestarla con anterioridad a estar enfermo o estar en una urgencia médica, a través de un documento de voluntad anticipada (DVA), cuando se goza de buena salud e inclusive se es joven, pues ante la imprevisibilidad de una enfermedad o de un accidente, no se puede estar seguro de tener el tiempo y la capacidad suficiente para manifestar la voluntad cuando más se necesita. Los documentos de voluntad anticipada permiten tomar el control sobre la vida en sus momentos finales.




¿Qué opciones tiene una persona que sí manifestó su voluntad de manera anticipada pero se encuentra inconsciente, en estado de coma o en incapacidad para reiterar su voluntad?


En caso de que una persona se encuentre en la imposibilidad de manifestar su voluntad o de tomar decisiones, sea porque está inconsciente, en estado de coma o en incapacidad para hacerlo, sus familiares (en primer lugar el/la cónyuge, compañero o compañera permanente, sus hijos/as o a falta de estos sus padres) pueden sustituir su consentimiento. No obstante estos familias sólo podrán ayudarle a ejercer su derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa siempre y cuando la persona haya manifestado previamente su voluntad mediante un documento de voluntad anticipada o testamento vital. Si la persona que manifestó su voluntad de acceder a la eutanasia activa a través del documento de voluntad anticipada no puede hacer la solicitud para que se le garantice el derecho a morir dignamente ni reiterar su voluntad, sus familiares más cercanos pueden ayudarle mediante el consentimiento sustituto usando el documento de voluntad anticipada suscrito con anterioridad.




¿Qué opciones tiene una persona que no manifestó su voluntad de manera anticipada pero se encuentra inconsciente, en estado de coma o en incapacidad para reiterar su voluntad?


En caso de que una persona se encuentre en la imposibilidad de manifestar su voluntad o de tomar decisiones, sea porque está inconsciente, en estado de coma o en incapacidad para hacerlo, sus familiares (en primer lugar el/la cónyuge, compañero o compañera permanente, sus hijos/as o a falta de estos sus padres) pueden sustituir su consentimiento. No obstante estos familias sólo podrán ayudarle a ejercer su derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa siempre y cuando la persona haya manifestado previamente su voluntad mediante un documento de voluntad anticipada o testamento vital. Si la persona no manifestó su voluntad de acceder a la eutanasia activa a través del documento de voluntad anticipada y no puede hacer la solicitud para que se le garantice el derecho a morir dignamente ni reiterar su voluntad personalmente, sus familiares más cercanos no podrán ayudarle. Si su voluntad es acceder al derecho a la muerte digna a través de la eutanasia activa es fundamental manifestar la voluntad por medio de un documento de voluntad anticipada.




¿Qué es un documento de voluntad anticipada?


Los documentos de voluntad anticipada, como el que se incluye en el sitio web #TomaElControl, sirven para tomar el control sobre el final de la vida. Este tipo de documentos se utilizan para prestar el consentimiento libre, claro, expreso, informado e inequívoco sobre los deseos de la persona en el fin de su vida: decidir si quiere optar por los cuidados paliativos, si decide no practicarse tratamientos que van a prolongar la vida innecesariamente (eutanasia pasiva), o si decide, en caso de necesitarlo, que alguien le preste ayuda para morir (eutanasia activa). Los documentos de voluntad anticipada garantizan el derecho al libre desarrollo de la personalidad, a la dignidad , a la vida y a la autonomía de la persona que lo suscriba y que posteriormente se encuentre, por diversas circunstancias y en determinado momento, en imposibilidad de manifestar su voluntad. Ver: Resolución 2665 de 2018.




¿Cuáles son las consecuencias de suscribir un documento de voluntad anticipada?


Al suscribir el documento de voluntad anticipada usted estará prestando su consentimiento libre, informado e inequívoco para que, en caso de tener una enfermedad terminal que le genere intensos dolores, se le garantice el derecho a la muerte digna de manera completa, es decir: a recibir cuidados paliativos y a optar por la eutanasia pasiva y activa. Así mismo, si usted se encontrara en la incapacidad física o mental de tomar decisiones sobre su salud, su cuerpo y su vida, las personas indicadas en él —o en su defecto los familiares autorizados por la ley para tomar decisiones— podrán probar su voluntad y consentimiento con este documento. Esta voluntad incluye el derecho a que un profesional de la medicina le ayude a morir.




¿Debo hacer algún trámite adicional para que el documento de voluntad anticipada sea válido?


Si. No basta con firmar el documento de voluntad anticipada. Para su validez y formalización las personas tienen tres opciones: 1. Ante notario público, suscribir el documento de voluntad anticipada mediante escritura pública ortorgada ante cualquier notario público del país. 2. Ante dos testigos. 3. Ante el médico tratante. Ver: Resolución 2665 de 2018, art. 5.




¿Puedo manifestar mi voluntad a través de un audio o un video?


Si, pero no es recomendable. Son admisibles también las declaraciones de voluntad anticipada expresadas en vídeo, audio, otros mecanismos tecnológicos, o en lenguajes alternativos, siempre y cuando contengan los aspectos indica-dos en el artículo 4 de la Resolución 2665 de 2018. Es recomendable que la voluntad anticipada conste en un documento escrito como el que está disponible en #TomaElControl Ver: Resolución 2665 de 2018, art. 4.




¿Por qué es importante designar agentes o responsables para que se cumpla la voluntad consignada en este documento?


Cualquier persona podrá informar sobre la existencia del documento de volun-tad anticipada y allegarlo en original o copia para que sea tenido en cuenta y cumplido por los profesionales de la salud en el proceso de atención. Es recomendable nombrar a algunas personas específicas en el documento como agentes o responsables de informar y hacer valer el consentimiento consignado en el documento de voluntad anticipada. Las personas nombradas como agentes o responsables tendrán la responsabilidad de hacer valer su voluntad y de garantizar su derecho a morir dignamente cuando usted no pueda hacerlo. Con el documento de voluntad suscrito y formalizado por usted, ellos podrán eventualmente probar su voluntad y consentimiento cuando sea necesario.




¿A quiénes debo nombrar como agentes o responsables de hacer valer mi decisión?


Las personas que nombre como agentes o responsables deben ser personas de su más absoluta confianza, personas con las que usted haya discutido este tema con anterioridad y que usted considere que tendrán la posibilidad, en caso tal de llegar a necesitarse, de hacer valer su voluntad y garantizar su derecho a morir con dignidad. Es preferible que las personas nombradas como agentes/responsables en el documento de voluntad anticipada sean:

  • Cónyuge o compañero/a permanente.
  • Hijos/as
  • Padre o madre.
  • Familiares más próximos por consanguinidad (hermanos/as, sobrinos/as).
Eventualmente es posible nombrar amigos o personas cercanas, pero en tal caso es recomendable informar a los familiares sobre su decisión, de forma que ellos no se sorprendan o se opongan.




¿Qué debo hacer si cambio de opinión?


Es posible cambiar de opinión sobre la voluntad y las decisiones manifestadas en un documento de voluntad anticipada en cualquier momento. Si se cambia de opinión y ya suscribió un documento de voluntad anticipada es necesario suscribir un nuevo documento con la nueva voluntad y hacer el mismo trámi- te que desarrolló para formalizarlo, sea ante notario público, mediante dos (2) testigos, o ante el médico tratante. Ver: Resolución 2665 de 2018, arts. 10 y 11.




¿Qué debo hacer si no estoy seguro o si tengo dudas?


Ejercer el derecho a morir dignamente o manifestar el consentimiento de manera anticipada es completamente voluntario y nadie está obligado a hacerlo. Si tiene dudas sobre el tipo de decisión que está a punto de tomar, sobre las consecuencias de suscribir el documento de voluntad anticipada o cualquier otra inquietud, no suscriba el documento y consulte con un abogado de su confianza.




¿Qué pasa si luego de firmar el Documento de Voluntad Anticipada cambian los familiares autorizados por la ley para tomar decisiones y no corresponden a los que se nombraron en el documento?


Cuando usted designe a las personas en el documento de voluntad anticipada procure que sean personas en las que usted confía y harán valer su decisión. Por esto, puede ocurrir que al momento de la firma del documento sus padres sean quienes aparecen y más adelante, su pareja o sus hijos sean quienes estén autorizados por la Ley. La recomendación es que hable de su decisión con su familia y amigos, y actualice el documento para que concuerde con las personas que podrán decidir por usted en el caso de que no sea posible.




¿Quiénes pueden ser testigos al momento de formalizar el documento de voluntad anticipada?


Cualquier persona mayor de edad, capaz, que hable y entienda el idioma en que está escrito el documento de voluntad anticipada, de nacionalidad colombiana o extranjeros domiciliados en Colombia, personas que no estén privadas de la libertad, entre otros. Ver: Resolución 2665 de 2018, art. 7.





Ruta para ejercer el derecho

Paso 1: Se sugiere suscribir un documento de voluntad anticipada.


Es recomendable #TomarElControl sobre el #FinDeLaVida antes de estar enfermo, de tener una urgencia o perder la capacidad de decidir. Diligenciar el documento de voluntad anticipada antes de tener una enfermedad terminal facilitará la ruta posterior. Ver: Resolución 2665 de 2018, art. 4.




Paso 2. Hacer la solicitud al médico tratante y a la IPS.


Debe manifestar de manera expresa al médico tratante adscrito a la Institución Prestadora de Servicios (IPS) la voluntad de ejercer su derecho a morir dignamente.

  • Debe hacerse ante el médico tratante adscrito a la IPS porque es él quien debe continuar la ruta.
  • Esta solicitud puede ser verbal, en vídeo o a través de cualquier medio, pero es preferible hacerla por es escrito.
  • Es recomendable diligenciar y firmar esta solicitud escrita cuando se tiene un estado de salud estable.
  • Si la persona diligenció el documento de voluntad anticipada en donde la persona haya manifestado su voluntad de ejercer el derecho a morir dignamente.
  • La solicitud escrita debe ser radicada formalmente en la IPS en la que se encuentra la persona, y, se debe conservar una copia con el número y la fecha del radicado.
  • La solicitud la puede hacer la misma persona si está consciente y su estado de salud se lo permite. También la pueden hacer los familiares o agentes-responsables en caso que la persona no se encuentre consciente o no pueda hacerlo por sí misma.
  • Se puede usar el siguiente modelo de solicitud.
  • Entrégueselo al médico tratante, pero también radíquelo en la IPS que lo atiende, en la EPS en que está afiliado; si le es posible envíe copia al Ministerio de Salud y a la Superintendencia de salud.

Si el médico tratante o la IPS no le reciben la solicitud no debe perder tiempo. Esa misma solicitud debe ser radicada ante la Empresa Promotora de Salud (EPS) a la que encuentre afiliado y en caso que persista la lentitud debe proceder a interponer una acción de tutela.

Ver: Resolución 1216 de 2015, art. 15.




Paso 3. Le ofrecerán cuidados paliativos.


Al momento de recibir la solicitud por parte de la persona, el médico tratante y la IPS deberá poner en conocimiento a quien solicita el ejercicio de su derecho a la muerte digna del derecho que tiene a recibir cuidados paliativos. Podrá decidir si desea recibir los cuidados paliativos a los que tiene derecho, dicha decisión es completamente voluntaria y no debe interferir con la decisión de ejercer el derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa. Es decir, la persona puede decidir:

  • Recibir solo cuidados paliativos y desistir de ejercer la eutanasia.
  • Recibir cuidados paliativos y optar solo por la eutanasia pasiva.
  • Recibir cuidados paliativos y continuar el trámite para ejercer la eutanasia activa.
  • No recibir cuidados paliativos y continuar el trámite para ejercer su derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa.




Paso 4. El médico que recibió la solicitud debe convocar del Comité Científico-interdisciplinario para el derecho a morir con dignidad


Luego de haber recibido la solicitud de la persona, el médico tratante deberá convocar, de manera inmediata o más tardar al día siguiente, al Comité Científico-Interdisciplinario para el derecho a morir con dignidad de la IPS a la que se encuentra adscrita la persona Si el médico tratante no convoca al Comité, si la IPS no lo tiene conformado o el trámite no avanza, no debe perder tiempo. La misma solicitud del paso anterior debe ser radicada ante la Empresa Promotora de Salud (EPS) a la que encuentre afiliada y en caso que persista la lentitud debe proceder a interponer una acción de tutela.




Paso 5. El Comité Científico-interdisciplinario estudiará la solicitud.


El Comité cuenta con un plazo máximo de diez (10) días calendario (incluyen sábados, domingos y festivos) para estudiar la solicitud que la persona radicó, durante ese tiempo el Comité debe evaluar si la persona cumple con los requisitos para ejercer el derecho a morir dignamente y debe tomar una decisión:

  • Negar la solicitud.
  • Aprobar la solicitud.

En todos los casos el Comité debe tomar su decisión por escrito en donde consten todas las razones por las cuales se aprueba o se niega la solicitud de garantizar el derecho a morir dignamente a través de a eutanasia activa. Si en los diez días calendario siguientes a la radicación de la solicitud no recibe respuesta del Comité o si se le niega la solicitud, es posible que se le estén vulnerando derechos constitucionales y puede ser posible interponer una acción de tutela. Consulte el formato y la guía de acción de tutela que se encuentra disponible en #TomaElControl. Si le es posible busque consultar con un abogado de su confianza. Ver: Resolución 1216 de 2015, art. 16.




Paso 6. Si se aprueba su solicitud le pedirán que reitere su la voluntad.


Una vez el Comité ha aprobado la solicitud, deberá pedirle a la persona que reitere su voluntad de ejercer su derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa. La persona solicitante tiene varias opciones:

  • Puede reiterar su voluntad de manera inmediata.
  • Puede tomarse el tiempo necesario para pensar su decisión. Tomarse un tiempo no afectará la ruta y si lo considera, tómeselo con toda tranquilidad.
  • Puede desistir de su voluntad de ejercer el derecho a morir dignamente y optar por otras opciones como los cuidados paliativos o la eutanasia pasiva.
No olvide que en cualquier momento la persona y su familia pueden solicitar acompañamiento psicológico al Comité, la IPS y a la EPS, así como cuidados paliativos.




Paso 7. Decidir la fecha final


Una vez la persona ha reiterado al Comité su decisión de ejercer el derecho a morir dignamente a través de la eutanasia activa, el Comité deberá autorizar el procedimiento, el cual es completamente gratuito. El procedimiento será programado en la fecha que la persona lo indique, o en su defecto en un plazo máximo de quince (15) días calendario, luego de haber reiterado su decisión ante el Comité. El procedimiento podrá ejecutarse en el lugar y con la presencia de quienes desee la persona, siempre que ello sea médica, técnica y financieramente viable. En todos los casos el procedimiento deberá ser llevado a cabo por un profesional de la medicina. En cualquier momento, aún después de haber reiterado su voluntad de ejercer el derecho a morir dignamente, la persona podrá desistir del procedimiento y volver a comenzarlo cuando lo considere. Nota: en caso de que los médicos designados para garantizar el derecho a morir dignamente ejerzan la objeción de conciencia y se nieguen a desarrollar el procedimiento, la EPS y la IPS deberán designar en un término máximo de 24 horas un médico no objetor de conciencia.





#Protegemos

LogoBarco sin texto.png

NORMAS SOBRE MUERTE DIGNA

Sentencias y resoluciones que regulan la eutanasia en Colombia

SUSCRÍBASE A NUESTRA LISTA DE CORREO

© DescLAB | 2020
Aviso de Privacidad - En cumplimiento de la Ley 1581 de 2012 y el Decreto reglamentario 1377 de 2013, le informamos que los datos personales que usted nos ha entregado serán almacenados, usados, circulados, actualizados y en general tratados con lo establecido en las Políticas de Tratamiento de la Información de DescLAB publicadas en la página web www.desclab.com/privacidad. Si desea ser removido de nuestras bases de datos haga click aquí.